HIBRIDACIÓN TERMOSOLAR NAVARRA, S.L. (HTN Biogás), cuenta en Navarra con una planta de co-digestión agroindustrial, de alta capacidad, para el tratamiento y valorización energética de residuos orgánicos ganaderos y agroindustriales mediante la digestión anaerobia.

HTN Biogás ha confiado en Aema (Agua, Energía y Medioambiente), empresa especializada en depuración de aguas, para llevar a cabo la construcción de una estación depuradora capaz de separar la fase sólida y líquida del digestato al mínimo coste operativo, de acuerdo a los parámetros exigidos por las administraciones competentes. El objetivo es además recuperar al máximo los nutrientes y convertir el digestato líquido en agua regenerada para reuso y reutilización en riego, hasta un caudal de 1.000 m3/día.

“Tenemos la convincción de que lo que se genera en la EDAR puede ser usado como recurso y no como un residuo, es materia prima en forma de fertilizantes y agua depurada para riego”.

El proyecto consiste en aplicar diferentes tecnologías para transformar aguas residuales y digestato líquido en agua regenerada y en fracción sólida, para abono en campos de cultivos o compostaje, mediante la aplicación de tecnologías medioambientales sostenibles, que permitan obtener biogás y nuevos productos fertilizantes de aplicación agrícola.

Los procesos por los que pasará el digestato líquido son: tratamiento físico – químico para la eliminación de sólidos y de grasas, desgasificado de amoniaco (stripping), tratamiento biológico por fangos activos para la oxidación de la materia orgánica y ultrafiltración mediante membranas poliméricas para conseguir un efluente de alta calidad.

Con este proyecto, AEMA y HTN Biogás buscan contribuir a disminuir la huella hídrica, utilizando un tratamiento innovador, técnicamente fiable, y respetuoso con el medio ambiente. Se consigue un fertilizante sólido (compost) y líquido (sulfato amónico), que ayude a minimizar la dependencia de fertilizantes sintéticos, obtenidos con fuentes no renovables, procedentes de terceros países.