Esta nueva intalación consiste en una PTA (planta de tratamiento de aguas de aporte) de ósmosis inversa, diseñada a medida, y con la que podrán tratar el agua de pozo para diferentes usos.

La PTA está compuesta por unos filtros autolimplantes y ultrafiltración por membranas con sistema CIP completo para 90 m3/h. Aguas abajo, una OI para 35 m3/h con membranas de alto rechazo, baja presión y resistentes al blofouling, contenidas en vasos de presión de acero inoxidable. Todo ello se completa con control de nivel de llenado en tanques y dosificaciones químicas y gestión de sistemas desde un autómata centralizado.

AEMA, en esta línea de actuación, tiene capacidad de operar hasta el último detalle, ya que no solo diseña y construye adaptándose a las necesidades del cliente, sino que también se encarga de la instalación y mantenimiento de todos los procesos para garantizar el cumplimiento de las especificaciones requeridas.

Grupo Aema continúa su expansión en la línea de servicio integral en tratamiento de aguas para la industría agroalimentaria a través de su división de ingeniería de aguas de proceso.