Aema ha realizado varias mejoras en el tratamiento de aguas residuales en una importante cooperativa agroalimentaria española. Una de ellas ha consistido en mejorar la aireación del biológico de la planta depuradora. 

Desde su construcción, esta depuradora fue diseñada con parrillas fijas de difusores, con las dificultades que implica para las labores de mantenimiento, “vaciado completo del reactor a cada uno o dos años, con el consiguiente problema ambiental, de producción y de costes”.

Para solventar este problema, AEMA realizó, entre otras actuaciones, la sustitución del sistema fijo de parrillas de difusores por un nuevo diseño extraíble, sin necesidad además en este caso, del vaciado del reactor.

Ventajas del sistema de parrillas extraíbles:

  1. Extracción sin necesidad de parar el proceso productivo ni de vaciar el reactor. Al ser un sistema compacto siempre hay aireación en el reactor. Cuando se extrae un módulo, el resto siguen aireando.
  2. Fácil acceso a los difusores, una vez extraída la parilla. Manipulación de los difusores en zonas totalmente accesibles.
  3. Adaptables a cualquier tipo de reactor al ser un sistema modular, se dimensiona una parrilla-módulo y se hace la distribución acorde a cada proyecto. Es un sistema muy robusto y fiable.
  4. Larga duración al estar fabricado en acero inoxidable, soporte en hormigón y PEAD. Amortización garantizada a corto plazo.
  5. Complemento. Limpieza de línea de aire, mediante dosificación en automático de ácido (fórmico o similar), de incrustaciones inorgánicas.
  6. Control de presión del sistema. Permite tener optimizada la línea de aire, mejorando la eficiencia energética del conjunto de aireación.

TESTIMONIO: “La novedad radica en la instalación de un sistema de parrillas extraíbles que permite retirar los difusores para su mantenimiento sin necesidad de vaciar el tanque de agua”.